¿CUÁLES SON LOS VALORES FAMILIARES MÁS IMPORTANTES?

Los valores son los pilares de toda familia y sobre todo en la educación de los más pequeños. Para transmitirlos de manera positiva y que sean adquiridos naturalmente en el núcleo familiar, lo importante es que los adultos sean el mejor ejemplo a seguir. 

Gratitud

Reconocer buenos actos, un gesto de cariño, el compromiso, o una tarea bien hecha sumamente valioso para la armonía en la convivencia del hogar. Enseñar la gratitud y mantener este valor vivo en la familia será de gran importancia para todos sus miembros.

Generosidad

Ser generoso para con sus familiares, con el fin de dar y recibir y hacer del hogar un trabajo en equipo. El valor de la generosidad es una de las tareas más importantes que tienen los padres para enseñarle a sus hijos, pues sucede que cuando los niños son muy pequeños les cuesta mucho comprender que no todo es de ellos y que en el acto de compartir y de ser empático con quien tienen a su lado, es donde se van trazando las verdaderas amistades y creciendo como personas.

Compromiso

Este valor se va adquiriendo con el paso de los años y es importante ir adquiriendo de a poco en el hogar, para que los más pequeños sepan el valor que tiene el prometer algo o dar su palabra a otra persona. 

Responsabilidad

La responsabilidad es un valor que si están bien adquirido será sumamente valioso para el núcleo familiar pero también para uno mismo. Ser responsables implica comprender que hay un mundo que nos rodea y al cual debemos no sólo pedirle, sino también servir.

Compasión

Resulta uno de los valores más importantes para la convivencia, pues los más pequeños deben aprender a ponerse en el lugar del otro, entender cómo piensan y las emociones que sienten. 

Humildad

Transmitir este preciado valor entre los miembros del hogar será relevante y sumamente beneficioso para todos, pues si desde pequeños pueden comprender que todos gozan de los mismos derechos y nadie es superior a otro, se podrá construir un ambiente familiar armonioso y en equilibrio.

Tolerancia

Transmitirle a los más pequeños que nadie es perfecto, que todos somos diferentes y poder dejar de lado el orgullo será de gran ayuda. En los momentos de presión, actuar con tolerancia y empatía le ayudará a tus hijos a desarrollar esa conducta y adoptarla como propia en todos los ámbitos de su vida.

Confianza

Generar confianza en los más pequeños no es tarea sencilla, pues es un valor que fácil se desvanece si se traiciona, se generan dudas o bien se genera distanciamientos que para el adulto pueden no significar nada pero para el niño resulta el mundo entero. La confianza es frágil y debe construirse con cuidado y a lo largo de toda la vida.

Amor

El amor y los gestos de cariño entre miembros de la familia son una forma de comunicación sumamente valiosa en todo hogar. Este sentimiento es algo que se siente, pero que también se cultiva. Por eso, los padres deben acostumbrar a los pequeños a tener una relación cercana, afectuosa y abierta dentro del hogar. El amor no son las cosas materiales, si no un sentimiento que se cultiva poco a poco, día a día. También es importante enseñarles a los niños el amor y la confianza en uno mismo. 

Respeto

El respeto tiene su base en la idea de que todos tenemos un límite, el cual jamás debe ser transgredido por los demás. Es correcto eso de que “cada uno es como es”, siempre y cuando la acción de unos no dañe o perjudique a los otros.

Honestidad

Es muy normal que cuando los niños son muy pequeños mientan o engañen, muchas veces con la intención de realizar una broma o jugar y otras veces por temor a ser reprendidos por sus adultos, pero mentir o engañar no siempre está bien y hay que explicar esto desde niños.