Hiperactividad

Según Still, estos niños son especialmente problemáticos, poseen un espíritu destructivo, son insensibles a los castigos, inquietos y nerviosos. También son niños difíciles de educar, ya que pocas veces pueden mantener durante mucho tiempo la atención puesta en algo, con lo que suelen tener problemas de rendimiento escolar a pesar de tener un cociente intelectual normal. Son muy impulsivos y desobedientes, no suelen hacer lo que sus padres o maestros les indican, o incluso hacen lo contrario de lo que se les dice. Son muy tercos y obstinados, a la vez que tienen un umbral muy bajo de tolerancia a las frustraciones, con lo que insisten mucho hasta lograr lo que desean. Esto junto sus estados de ánimos bruscos e intensos, su temperamento impulsivo y fácilmente excitable, hace que creen frecuentes tensiones en casa o en el colegio. En general son niños incapaces de estarse quietos en los momentos que es necesario que lo estén. Un niño que se mueva mucho a la hora del recreo y en momentos de juego, es normal. A estos niños lo que les ocurre es que no se están quietos en clase o en otras tareas concretas.
Los indicadores de hiperactividad según la edad del niño
- De 0 a 2 años: Descargas mío clónicas durante el sueño, problemas en el ritmo del sueño y durante la comida, períodos cortos de sueño y despertar sobresaltado, resistencia a los cuidados habituales, reactividad elevada a los estímulos auditivos e irritabilidad.
- De 2 a 3 años: Inmadurez en el lenguaje expresivo, actividad motora excesiva, escasa conciencia de peligro y propensión a sufrir numerosos accidentes.
- De 4 a 5 años: Problemas de adaptación social, desobediencia y dificultades en el seguimiento de normas.
- A partir de 6 años: Impulsividad, déficit de atención, fracaso escolar, comportamientos antisociales y problemas de adaptación social.
Causas de la hiperactividad infantil
La hiperactividad infantil es bastante frecuente, calculándose que afecta aproximadamente a un 3% de los niños menores de siete años y es más común en niños que en niñas (hay 4 niños por cada niña). En el año 1914 el doctor Tredgold argumentó que podría ser causado por una disfunción cerebral mínima, una encefalitis letárgica en la cual queda afectada el área del comportamiento, de ahí la consecuente hipercinesia compensatoria; explosividad en la actividad voluntaria, impulsividad orgánica e incapacidad de estarse quietos. Posteriormente en el 1937 C. Bradley descubre los efectos terapéuticos de las anfetaminas en los niños hiperactivos. Basándose en la teoría anterior, les administraba medicaciones estimulantes del cerebro (como la benzedrina), observándose una notable mejoría de los síntomas.
Síntomas en un niño hiperactivo
Los síntomas pueden ser clasificados según el déficit de atención, hiperactividad e impulsividad:
- Dificultad para resistir a la distracción.
- Dificultad para mantener la atención en una tarea larga.
- Dificultad para atender selectivamente.
- Dificultad para explorar estímulos complejos de una manera ordenada.
- Actividad motora excesiva o inapropiada.
- Dificultad para acabar tareas ya empezadas.
- Dificultad para mantenerse sentados y/o quietos en una silla.
- Presencia de conductas disruptivas (con carácter destructivo).
- Incapacidad para inhibir conductas: dicen siempre lo que piensan, no se reprimen.
- Incapacidad para aplazar las cosas gratificantes: no pueden dejar de hacer las cosas que les gusta en primer lugar y aplazan todo lo que pueden los deberes y obligaciones. Siempre acaban haciendo primero aquello que quieren.
- Impulsividad cognitiva: precipitación, incluso a nivel de pensamiento. En los juegos es fácil ganarles por este motivo, pues no piensan las cosas dos veces antes de actuar, no prevén, e incluso contestan a las preguntas antes de que se formulen.
Consecuencias en la familia con un niño hiperactivo
Los padres suelen definir a un hijo hiperactivo como inmaduro, maleducado y gamberro. Sus comportamientos generan conflictos en la familia, desaprobación y rechazo. Son irritantes y frustrantes en cuanto al éxito educativo de los padres, y algunos niños tienden al aislamiento social. Este trastorno ya se detecta antes de los 7 años y unos tienen síntomas más graves que otros. Una cosa que hay que tener en cuenta, es que si los padres riñen exageradamente al niño hiperactivo, pueden estar fomentando un déficit de autoestima por su parte (sobre todo si lo critican por todo lo que hace) y realimentan el trastorno, ya que el pequeño acabará por no esforzarse por portarse bien, pues verá que siempre acaban riñéndole haga lo que haga.
Tratamiento de la hiperactividad
El tratamiento depende de cada caso individual.
El tratamiento farmacológico es a base de estimulantes para ayudar a que el niño pueda concentrarse mejor, y sedantes en el caso de que el niño muestre rasgos sicóticos.
El tratamiento psicoterapéutico está destinado a mejorar el ambiente familiar y escolar, favoreciendo una mejor integración del niño a la vez que se le aplican técnicas de modificación de conducta.
El tratamiento cognitivo o autoconstrucciones, se basa en el planteamiento de la realización de tareas, donde el niño aprende a planificar sus actos y mejora su lenguaje interno. A partir de los 7 años el lenguaje interno asume un papel de autorregulación, que estos niños no tienen tan desarrollado. Para la realización de cualquier tarea se le enseña a valorar primero todas las posibilidades de la misma, a concentrarse y a comprobar los resultados parciales y globales una vez finalizada.
LA HIPERACTIVIDAD O DÉFICIT DE ATENCIÓN es normal en el proceso de desarrollo de la estructura cerebral humana, la curiosidad es indispensable para aprender todos los niños son infinitamente curiosos, acelerados e inconstantes. Como los genios. su atención en algo dura el tiempo necesario para aprender, cuando ya se explora al máximo {ver, oler, saborear, sentir, escuchar y tratar de romper (4 Segundos)} CAMBIAN de actividad, objeto etc.  al nacer solamente aprendemos de lo que perciben nuestros sentidos, la atención de un bebe en un objeto dura el tiempo que se demora saboreándolo, viéndolo, escuchándolo, sintiéndolo, oliéndolo y probando si se puede romper, después de este tiempo (4 seg.) es indispensable cambiar de objeto y de actividad. Cada vez podemos aprender más de las cosas, al ver un texto si sabemos leer podemos extraer más información y demorarnos en el mucho más de (4 seg.)
La educación tradicional es demasiado lenta y monótona, no solamente D´vinci  no hubiera encajado en ella, nunca encajo Einstain, Edison, etc. cuando un MAESTRO es capaz de reconocer en la curiosidad e inquietud la mejor herramienta para el aprendizaje, estará cumpliendo su verdadera labor premiando la curiosidad y no lo adaptados que están sus alumnos al sistema escolar.
Yo mismo me considero hiperactivo, cuando asisto a charlas monótonas, conversaciones vanas y temas poco interesantes a pesar de tener 36 años, nunca asistiré a estas charlas con Ritalina en mi cuerpo, para adaptarme a ellas.
El problema ocurre cuando pasado un tiempo esta etapa no evoluciona, así como no es normal ver a un niño de 10 años gateando, por lo tanto si su hijo presenta este problema es indispensable que USTED le ayude conociendo en que parte del proceso esta roto esta continuidad. Y así con la estimulación adecuada logre que el pase a otra etapa. LA HIPERACTIVIDAD O DÉFICIT DE ATENCIÓN (cuando es exagerada) es una pequeña lesión cerebral  (como la que tenemos todos los seres humanos) que no implica que el resto de su cerebro sea normal y pueda funcionar inclusive a niveles superiores de lo que hoy se considera "normal". Las personas más afortunadas han alcanzado a explotar un máximo del 1/1.000 de el potencial cerebral cualquier lesión es insignificante si no obstruye el proceso de formación de la estructura cerebral. Si lo obstruye hay que rehabilitar esta lesión o encontrar el camino para formar una estructura sana.
Si usted escucha que cada niño tiene su propio desarrollo y que lo correcto, seria esperar a que sea acorde al de los demás niños o si escucha que el problema es conductual y lo correcto sería disciplinar a su hijo, así sea con métodos represivos más drásticos, lo que realmente le están diciendo es que NO tienen ni idea del problema que presenta su hijo. HAY QUE HACER ALGO Y HACERLO YA. Y hay que hacerlo donde está el problema (cerebro) con estimulación ADECUADA y no donde están sus síntomas (conducta, concentración etc.)
La HIPERACTIVIDAD O EL DÉFICIT DE ATENCIÓN (con niños mayores y si es muy acentuada) es un síntoma que se presenta cuando hay una lesión cerebral, y al igual que todos los síntomas no se pueden solucionar sin tratar la causa que los origina, sería imposible que solucionáramos un problema de obesidad con una liposucción, si la persona tratada continúa con los mismos hábitos alimenticios o si tiene un problema metabólico, no pasara mucho tiempo, para que su peso vuelva a aumentar, así como no podemos quitar una fiebre alta, síntoma de una infección intestinal si no solucionamos dicha infección.
La HIPERACTIVIDAD O EL DÉFICIT DE ATENCIÓN es uno de los miles de nombres que erróneamente se le dan a un problema, debido a que es un de los muchos síntomas de una lesión cerebral, y por lo tanto la única manera de solucionar la HIPERACTIVIDAD, es identificando cual es realmente la lesión, en que parte del cerebro y que tan lesionado se encuentra, conociendo esto y la manera ordenada y lógica como se desarrolla la estructura del cerebro humano, podremos solucionar realmente el problema y desaparecerán sus síntomas como la HIPERACTIVIDAD O EL DÉFICIT DE ATENCIÓN.
La HIPERACTIVIDAD O EL DÉFICIT DE ATENCIÓN es normal, natural y necesaria. entre los dos y los tres años de edad, (gradualmente) pero después de esta edad es extraño ver a un ser humano hiperactivo.la concentración depende de las herramientas que tengamos para asimilar información útil, mientras más habilidades mayor concentración. Juego e-cerebral.
Los niños que presentan hiperactividad originada por una lesión cerebral en un porcentaje de su cerebro, si son atendidos de manera correcta, (tratando la lesión cerebral con la estimulación adecuada) le permitirá continuar con la formación correcta de su estructura cerebral y serán niños y adultos normales capaces de desarrollar su inteligencia de manera normal y hasta superior. Pero si son tratados sus síntomas sin solucionar el problema, con droga como Ritalina que lo volverán más lento, nunca lograran solucionar el problema y por el contrario tendrá otros ocasionados por el consumo de estas drogas y su dosis tendrá que aumentar proporcionalmente a su tamaño y a la tolerancia de su cuerpo a la misma. A no ser que ocurra un milagro o sea estimulado involuntariamente por su entorno.
Las lesiones cerebrales como todos los problemas pueden ir desde moderados hasta severos, cuando la lesión es moderada, muchas de las funciones del cerebro se podrán realizar correctamente Ej. podrá hablar correctamente, ser muy hábil físicamente y despierto pero ser incapaz de leer o ser hiperactivo. Pero si la lesión es más severa muchas de las funciones del cerebro se verán afectadas como la movilidad, el habla, la capacidad manual etc.

 

Comentarios

No comments yet

Leave your comments

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.
11 + 2 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.